ADVIERTEN QUE CAMBIOS EN TARIFICACIÓN DESINCENTIVARÍAN INVERSIÓN EN ENERGÍA RENOVABLES

Actualmente, la Comisión Nacional de Energía se encuentra trabajando en variaciones a la remuneración por potencia que perciben las compañías.

Por estos días, la Comisión Nacional de Energía (CNE) trabaja en la confección del Informe Técnico Preliminar Costos de Unidad de Punta, a través del cual se definen los parámetros mediante los que se remunera a las centrales por estar disponibles para generar energía.

En este escenario, llamó la atención entre las empresas del sector renovable la idea de recomendar como unidad térmica de referencia turbinas de mínimo 150 MW, buscando una eficiencia económica para determinar el precio de la unidad de punta, en desmedro de obras de menor tamaño. Ante esta situación, desde el sector alertan que además de los costos de inversión, no estarían considerando otras variables como los factores operacionales, logísticos, ambientales, o la dificultad de financiamiento, de restricción de líneas que existen actualmente.

“Considerando la realidad operacional actual y futura del sistema eléctrico, y las políticas públicas de descarbonización, los efectos del cambio climático y el aumento de las energías renovables, no debieran considerarse centrales de gran capacidad como planta de referencia Estas no solo enfrentan dificultades durante su desarrollo y de operación, sino que concentran gran capacidad en una zona, siendo que nos enfrentamos continuamente a que el sistema de transmisión debe ser expandido con sus propios desafíos y dificultades”, explica el director ejecutivo de GPM, Danilo Zurita, entidad que reúne a generadores eléctricos pequeños y medianos.

En tanto, desde Acera apuntaron que en un mercado muy competitivo como el chileno, los proyectos renovables están muy ajustados financieramente, por lo que los ingresos por potencia, por sus características, ayudan a estabilizar los ingresos de los generadores. “Si esos ingresos se reducen, se podría afectar tanto a los proyectos existentes como. Alos futuros. A estos últimos les va a resultar más difícil conseguir financiamiento y lo mismo pasaría con los inversionistas que quieran hacer proyectos de almacenamiento. Una consecuencia de esto podría ser que, en el mediano plazo, los proyectos aumenten el precio de la energía ofertada para compensar los menores ingresos y el riesgo de una remuneración de potencia menos estable”, dijo el director ejecutivo del gremio, Carlos Finat.

Por su parte, desde la CNE indicaron que el trabajo que están realizando tiene como foco analizar diferentes alternativas respecto a las unidades, considerando además la infraestructura existente, la conexión al sistema eléctrico y disponibilidad de insumo de generación, entre otros.

En este sentido, confirmaron quelas unidades de punta de mayor tamaño tienen, en general, beneficios económicos constructivos, y que “menores costos de la unidad de punta determinados por la fijación que realiza la Comisión deben redundar en menores precios en el mercado de la potencia, los cuales se traspasan directamente a los generadores deficitarios, así como también, de acuerdo a las condiciones contractuales de cada caso, como beneficio a los clientes finales”.

Sin embargo, el académico de la Universidad de Santiago Humberto Verdejo advirtió que esta medida incluso podría tener efectos en el plan de descarbonización, ya que este requiere introducir elementos que den flexibilidad al sistema.

“Los criterios de economías de escala utilizados podrían generar mayores problemas técnicos y económicos para responder a las variaciones introducidas en la operación por las ERNC. La clave dela reforma del mercado de la potencia es que los nuevos proyectos sean pequeños y lo más distribuidos posibles”, explicó.