GPM-A.G. ANTE LA CRISIS: “ES NECESARIO QUE SE IMPLEMENTE ALGÚN MECANISMO DE CONTROL DE DAÑOS PARA EL FUTURO”

La necesidad de establecer mecanismo de control de daños a futuro, dentro del sector energético, plantea Danilo Zurita, director ejecutivo de GPM-A.G., gremio que reúne a los pequeños y medianos generadores, considerando los eventos que han afectado al país en los últimos meses, como es la pandemia del coronavirus y el estallido social, los cuales han generado un impacto no menor en toda la industria.

En entrevista con ELECTRICIDAD, el ejecutivo indica que las empresas del gremio han tomado los resguardos necesarios “para cumplir sus principales funciones y cuidar la salud de todo su personal”, añadiendo que frente a la actual crisis sanitaria también plantea que “todos los actores, grandes y pequeños, puedan dar su opinión para que así el Gobierno tome las mejores decisiones que vayan en pos de la ciudadanía y el sector energético”.

Crisis

¿Cómo será el impacto de la crisis sanitaria en la actividad de la generación eléctrica?

Esto lo podemos analizar en al menos dos dimensiones. En primer lugar, las compañías del sector eléctrico tienen larga experiencia en manejo de situaciones críticas. Dado el carácter esencial del insumo que generamos, transmitimos y distribuimos, y también considerando las condiciones propias de nuestro país, hemos aprendido a manejar situaciones de crisis y así cumplir con entregar al cliente suministro seguro y confiable en la mayoría de las situaciones. En ese sentido ha evolucionado el comportamiento de los actores del mercado, y también la regulación.

Las compañías están haciendo su máximo esfuerzo para que sus labores sigan realizándose con la mayor normalidad posible, pero siempre respetando las medidas mínimas de seguridad sanitaria para sus trabajadores. En ese sentido, como GPM AG, todas las empresas del gremio han tomado los resguardos necesarios para cumplir sus principales funciones y cuidar la salud de todo su personal.

Por otro lado tenemos los efectos sistémicos que podrían afectar al sector en general, y particularmente creo que es aún prematuro hacer predicciones de qué puede pasar en éste . Podemos analizar con la experiencia de otros países qué sucederá en el corto plazo, como por ejemplo la contracción de demanda que tendremos en estos meses a causa del estado de catástrofe. Pero también habrán otros efectos en los cuales ha pasado poco tiempo como para poder dimensionarlos.

¿Hay un impacto para los pequeños y medianos generadores?

Cuando hay situaciones como la actual, la probabilidad de tener impactos es muy alta. Cuando el país atraviesa por este tipo de contingencias, son todos los actores los que deben ponerse a la altura de las circunstancias y remar en conjunto para sobrellevar la coyuntura actual. Eso sí, en la medida de sus posibilidades. A los Pequeños y Medianos Generadores los grandes problemas nos afectan mucho, dado el tamaño que tenemos. El acceso a información, a condiciones financieras, estabilidad, etc. cuesta el doble, por lo que cualquier medida que tome la autoridad es primordial que se mida con la vara adecuada a cada uno de los actores del mercado.

¿Qué medidas se pueden aplicar en el mercado eléctrico para enfrentar esta situación?

Hoy por hoy es importante destacar el compromiso de todas las empresas eléctricas para continuar dando suministro a todo el país, y aprovechar también de agradecer a todos los funcionarios del sector por la labor efectuada durante estos días de crisis. En materia técnica, es primordial dar todas las facilidades a las compañías para que sigan efectuando nuestra crucial labor. En materia económica, se deben establecer los medios para que todos los actores, grandes y pequeños, puedan dar su opinión para que así el Gobierno tome las mejores decisiones que vayan en pos de la ciudadanía y el sector energético.

¿Cuáles son los desafíos que plantea esta crisis a las empresas energéticas nacionales?

Los desafíos a mediano largo plazo todavía no son claros aun, aunque hay algunos que ya podemos vislumbrar: es necesario diversificar los medios de contacto con los clientes residenciales, y también las tecnologías de acceso a la información. En este momento es donde extrañamos mayor penetración de sistemas de medición y monitoreo en las redes de distribución. También tenemos que establecer cómo afrontaremos situaciones como estas en el futuro, que podrían ser más recurrentes. A qué me refiero, que ya con dos situaciones extremas como lo es una pandemia y los eventos políticos y sociales que se evidenciaron con mayor fuerza a partir de octubre de 2019, es necesario que se implemente algún mecanismo de control de daños para el futuro. Cuando está en juego la liquidez de las compañías y hay probabilidad de problemas en la dinámica de la cadena de pagos, podemos -y debemos- anticiparnos. Si la realidad del mercado y la sociedad cambia, es nuestro deber tratar de adelantarnos, para así disminuir el riesgo de improvisación al mínimo.

http://www.revistaei.cl/2020/04/03/gpm-a-g-ante-la-crisis-es-necesario-se-implemente-algun-mecanismo-de-control-de-danos-para-el-futuro/