GPM ASISTE A COMISIÓN DE AGRICULTURA DEL SENADO POR REFORMA AL CÓDIGO DE AGUAS

La Asociación de Pequeños y Medianos Generadores, GPM AG, fue invitada a la Comisión de Agricultura del Senado para exponer algunas propuestas en torno a la Reforma al Código de Aguas, temática que está siendo repuesta en el último tiempo en la agenda legislativa.

Hasta el salón Los Presidentes llegó la directiva de la Asociación, encabezada por su Director Ejecutivo, Carlos Barría, para exponer ante la Comisión, compuesta por las senadoras Carmen Gloria Aravena y Ximena Rincón, y por los senadores Juan Castro, Álvaro Elizalde y Felipe Harboe, algunas materias que para el gremio son relevantes a la hora de legislar sobre los cambios normativos al Código de Aguas.

Primeramente, Carlos Barría se mostró satisfecho por la instancia y por poder entregar algunas propuestas concretas a las senadoras y senadores que componen la Comisión. «Estamos muy satisfechos por haber podido entregar nuestras propuestas en torno a un tema que nos parece de extrema importancia para el futuro de la energía en Chile. Agradecemos la disposición que ha tenido la Comisión para recibirnos y escuchar lo que tenemos que decir al respecto», señaló Barría luego ante la de su exposición.

Concretamente, la exposición de GPM AG Comisión de Agricultura del Senado (ver sesión completa en: http://tv.senado.cl/tvsenado/comisiones/permanentes/agricultura/comision-de-agricultura/2018-11-26/092214.html) se enfocó en la preocupaciones que como gremio se tienen en torno al desarrollo de esta reforma. La Asociación está convencida de que la hidroelectricidad es una industria intensiva en capital, recuperables en el largo plazo. En ese contexto, el ejercicio de los Derechos de Agua No Consuntivos para la operación de centrales hidroeléctricas existentes y para el desarrollo de nuevos emprendimientos en hidroelectricidad, requiere de certeza, sin ambigüedades que provoquen incertidumbre jurídica. Es por eso que GPM AG estima que la reforma debe definir una concesión robusta, no sujeta a revisiones o incertidumbres, y también debe reducir la incertidumbre para las personas, el Estado y los desarrolladores de proyectos.

Sobre lo anterior, GPM AG propuso a la Comisión la caducidad de la concesión del derecho a los 30 años, porque el plazo, a juicio del gremio, es absolutamente insuficiente para recuperar las inversiones de un proyecto hidroeléctrico. Así, se planteó una concesión indefinida o aumentar ésta a 60 años, mínimo; o definir reglas automáticas y objetivas para renovación.

Por otro lado, ante la extinción de la concesión por no uso, GPM AG estima que ya existen incentivos para hacer uso del derecho otorgado, que es el pago de patentes, que han demostrado ser totalmente efectivas. En consecuencia, no es consistente con los plazos de desarrollo de proyectos hidroeléctricos en el contexto del sector eléctrico. En ese contexto, la Asociación plantea eliminar la extinción; o ampliarla a 20 años; o ampliarla automática por cumplimiento de hito relevante, que puede ser el otorgamiento de la RCA.

GPM AG está convencida de que la hidroelectricidad es necesaria para el desarrollo renovable de la matriz energética nacional, que se trata del mejor complemento para las Energías Renovables Variables como la energía eólica y solar fotovoltaica, que aporta Flexibilidad Renovable al sistema eléctrico y que puede actuar como sistemas de almacenamiento de energía renovable. Se sabe que hoy enfrenta dificultades de mercado, complejidades en la tramitación de los diversos permisos, por lo cual el resultado de la Reforma al Código de Aguas será fundamental para el futuro de la hidroelectricidad.