INTEGRANTES DE GPM AG FUERON SELECCIONADAS PARA PARTICIPAR EN WOMEN IN ENERGY DE WEC CHILE

Hace algunos días WEC Chile cerró con éxito la primera versión del Women in Energy, programa que el cápitulo nacional del World Energy Counsil llevó a cabo recientemente con la participación de 27 mujeres del sector de Energía y con muy buenos resultados. Junto con dar por concluida esta etapa, inmediatamente la organización dio inicio a un nuevo proceso para dar forma a la segunda generación, partiendo hace algunas semanas por la convocatoria y hace solo algunos días la selección de las nuevas integrantes que durante los próximos meses formarán parte del programa.

Hoy WEC Chile informó quiénes son las 26 mujeres que fueron seleccionadas entre 100 postulantes. Entre ellas, dos integrantes de la Asociación de Pequeños y Medianos Generadores, GPM AG: la fiscal de Enorchile y desde abril de 2019 la primera mujer que integra el Directorio del gremio, Patricia Méndez; y María Gabriela Campos, gerente Legal de Tinguiririca Energía, empresa asociada a GPM AG.

Sobre su historia en el sector, Patricia confiesa que comenzó de manera inesperada, en un ámbito que era completamente desconocido y extraño hasta lo que en ese momento había visto. «Mi primer acercamiento se dio como abogada en la Unidad de Concesiones Eléctricas de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), donde comencé a familiarizarme con este mundo tanto desde su aspecto legal como técnico. Ahí me desempeñé por casi cuatro años, incentivándome a realizar un diplomado en recursos naturales en la Universidad de los Andes, donde desatqué por mi rendimiento académico. Posteriormente comencé a trabajar como abogada, y actualmente como fiscal de Enorchile, lo que me ha abierto la posibilidad de conocer y aprender otras aristas de este sector que está en constante cambio. Fue gracias a esto, y a que Enorchile es miembro asociado de GPM AG, que postulé a ser directora de esta asociación gremial, cargo en el que me desempeño desde hace poco más de un año, y que me ha permitido interrelacionarme con distintos actores del sector y aportar con una visión un poco más crítica y analítica de cómo se está desarrollando el mercado», revela la profesional.

Por su parte, María Gabriela se incorporó en 2012 al equipo de Tinguiririca Energía, «que es un Joint Venture entre Pacific Hydro y Statkraft para operar las centrales La Higuera y La Confluencia ubicadas en la cordillera de la Región de O’Higgins.  Cuando ingresé a la empresa, las centrales todavía se encontraban en etapa de construcción, por lo que me ha tocó participar de los procesos de comisionamiento y entrada en operación, y posteriormente cooperar en su adaptación a los importantes cambios regulatorios y de mercado que ha enfrentado el sector durante los últimos años».

Ambas reconocen que no dudaron ni un segundo cuando se dio la posibilidad de postular a Women In Energy de WEC Chile. «La decisión fue muy sencilla», explica Méndez, ya que «las instancias como estas, y especialmente orientadas a mujeres en un rubro en el que aún nos queda abrirnos espacio, son pocas. Por lo que la oportunidad de intercambiar experiencias, abrir redes de contactos, adquirir nuevas habilidades blandas y técnicas, y aportar en la visualización de la mujer en el sector eléctrico me pareció una idea muy llamativa que me motivó en gran medida a postular». Campos, por su parte, complementa diciendo que su postulación obedeció a su interés en el mundo de la energía, «y porque creo que puedo aportar con mi experiencia en la discusión sobre el valor de la participación de las mujeres en este rubro».

En ese contexto reconocen que el desafío es grande, pero que lo asumen con gran entusiasmo. Sobre qué espera del Programa, la gerente Legal de Tinguiririca Energía aspira a «conocer otras experiencias, adquirir herramientas para posicionarme como mujer en este rubro mayoritariamente masculino, establecer lazos con otras mujeres del rubro y mantenerme al tanto en temas de actualidad energética». La directora de GPM AG, en tanto, espera que  sea una gran instancia de crecimiento profesional como personal, en el que se den los espacios de interacción entre el grupo de participantes para compartir experiencias y conocimientos, y recibir la debida formación que nos permita ser las futuras líderes del sector eléctrico.

El hecho de haber postulado al programa también tenía como foco poder aportar desde dentro, cada una a partir de su experiencia personal de años en el sector energético. Patricia señala que «he tenido la posibilidad de trabajar tanto en el sector público como en el privado, y de interrelacionarme con distintos profesionales del área, lo que me ha permitido apreciar cómo funcionan las distintas instituciones y cuál es el rol y aporte de las mujeres en estas, por lo que mi aporte fundamentalmente se da en dar a conocer este escenario tan diverso que abarca el sector eléctrico, desde cómo funciona la industria, sus actores y la propia regulación». María Gabriela agrega que «creo que en estos años en el sector me ha tocado enfrentar importantes desafíos del segmento de la generación, desde la negociación y resolución de conflictos de cuantías relevantes, así como en la negociación de PPAs, la asesoría a clientes internos en temas de generación y algunos temas de transmisión, etc.; todos los cuales me han permitido entender las lógicas detrás del segmento de generación y del mercado eléctrico en general que pueden ser un gran aporte en una discusión con otras personas que colaboran con otros actores del mercado».

Según estudios realizados por el programa Energía+Mujer, que lleva adelante el Ministerio de Energía con diversos actores del sector, entre ellos GPM AG, la participación de mujeres en esta industria no supera el 23%, reflejando que se está aún al debe en esta materia. Sin embargo, Patricia Méndez está confiada en que esta desigualdad de alguna manera podría ir quedando atrás. «Considero que la industria eléctrica aún presenta barreras y brechas para la inserción de la mujer, desde su contratación para determinados cargos, especialmente directivos, hasta la diferencia remuneracional existente para iguales cargos ejercidos por hombres y mujeres. No obstante esto, y debido al trabajo que se ha ido realizando el Ministerio de Energía con la agenda Energía+Mujer y demás actores del sector, se ha ido generando conciencia y visualizando estas diferencias, reconociendo el gran aporte que tenemos las mujeres en la industria desde los cargos administrativos hasta directivos, lo que constituye el primer gran paso para romper esta desigualdad», manifiesta la fiscal de Enorchile.

Mismo punto de vista tiene María Gabriela Campos, quien es clara en señalar que «aunque nos estamos haciendo espacio, todavía somos pocas las mujeres que participamos del rubro por lo que estas iniciativas son valiosas para compartir experiencias y para que aprendamos a actuar de manera más estratégica».