NUEVAS EXIGENCIAS PARA DISTRIBUIDORAS ELÉCTRICAS OBLIGA A REVISAR PLANES DE INVERSIÓN

Desde CGE indican que sus proyectos van enfocados en mejorar la calidad del servicio y no descartan ajustes. Mientras que Enel, revisará su plan a mediados del próximo año.

Analizando sus pasos a seguir se encuentran las principales distribuidoras de electricidad, para hacer frente a las modificaciones normativas publicadas durante la semana pasada por el Gobierno. La iniciativa busca reducir los tiempos de interrupción hacia el 2020, mejorar la atención a los clientes y modernizar la red.

En el caso de la primera distribuidora de Chile, CGE, comentan que ya están llevando adelante un plan para fortalecer la red, que incluye inversiones por US$800 millones para los próximos cinco años; con objetivos que indican están alienados a las bases de la norma técnica publicada por el Ministerio de Energía.

 “En CGE venimos trabajando hace varios años por mejorar la calidad del suministro eléctrico que entregamos a más de 2,8 millones de clientes que tenemos a lo largo de Chile. La publicación de esta norma viene a reforzar el trabajo que ya venimos realizando, y a confirmar que las medidas que hemos estado adquiriendo vayan en la misma línea”, indicaron.
Consultado si deberán modificar dicho plan, comentaron que “sin perjuicio que puedan surgir algunos ajustes como resultados de los análisis que se encuentran en desarrollo, estimamos que ellos no deberían ser significativos”.
 Por su parte, Enel Chile -firma que controla la mayor distribuidora de la Región Metropolitana-, cuenta con un plan de inversiones por unos US$1.050 millones para 2017-2019, que incluye tanto el fortalecimiento de las redes como iniciativas de generación renovable.

En el paso por Chile del consejero delegado de la italiana Enel, Francesco Starace, este indicó que si bien el plan fue actualizado en noviembre pasado, podría ser corregido en un par de meses para adecuarlo a la nueva normativa.

“Nosotros tenemos una revisión anual de los planes de inversión que hacemos típicamente al inicio del verano en Europa, y esta vez hemos decidido poner más dinero en la inversión en digitalización de las redes de distribución en el mundo, incluyendo por primera vez a Chile; pero después de eso estas reglas (las normas técnicas del Gobierno) fueron decididas. Vamos a ver si en junio de este año vamos a revisarlo otra vez, si ponemos más o menos recursos, me parece que será más o menos el mismo monto; pero si se tiene que poner más, se pone más”, comentó Francesco Starace.

 La iniciativa dada a conocer la semana pasada por el Ministerio de Energía apunta a reducir el umbral de horas sin suministro eléctrico permitido, normar la forma en que las distribuidoras informan a los clientes en momentos de interrupción eléctrica, y avanzar hacia una red de distribución inteligente.

Respecto a este último punto, se obliga a las distribuidoras a implementar en un plazo de siete años sistemas modernos para la medición, los llamados medidores inteligente. Estos serán instalados a cargo de las distribuidoras y no serán cobrados de manera directa a los consumidores.

 Según comentaron desde CGE, dicha norma no impactaría de manera signficativa los balances de las compañías. “Las mayores exigencias establecidas en la nueva norma técnica no representarán un aumento significativo en los clientes sometidos a fijación de precios, considerando que serán implementadas de manera gradual, que la componente de distribución tiene un peso menor la cuenta de los clientes finales y que se verán mitigadas por la aplicación anual de los factores de eficiencia contemplados en el actual decreto tarifarios y por las reducciones de los precios de generación alcanzadas en los últimos procesos licitatorio”, dijeron desde la eléctrica.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *