PEQUEÑOS Y MEDIANOS GENERADORES: «NO TENEMOS UNA EVALUACIÓN POSITIVA DE LA ESTABILIZACIÓN DE PRECIOS»

Director ejecutivo de GPM, Danilo Zurita, asegura que han tenido conversaciones sin éxito con la banca para obtener financiamiento.

(Fuente: Diario Financiero) El golpe financiero que ha implicado la puesta en marcha del mecanismo de estabilización de las tarifas eléctricas -creado en plena crisis social para mantener a raya eventuales alzas en las cuentas de la luz- mantiene en alerta a las generadoras, que debieron asumir menores ingresos por hasta US$ 1.350 millones.

Y aunque el segmento está trabajando en buscar financiamiento para colocar la cuenta por cobrar en el mercado, considerando que ésta se pagaría a medida que entren a regir los contratos más económicos adjudicados en las últimas licitaciones de suministro, las tratativas aún no se han traducido en recursos frescos, presionando a los pequeños y medianos generadores que no tienen las espaldas de las firmas más grandes.

Esa urgencia por financiamiento y de poner sobre la mesa nuevamente la discusión en torno al futuro del mecanismo, expresa la Asociación de Pequeños y Medianos Generadores (GPM), gremio que representa a 18 empresas con 3.500 MW totales instalados y en construcción. “Los efectos a escala que tiene el mecanismo en empresas de generación de menor envergadura son absolutamente más profundos que para empresas de gran tamaño”, recalca el director ejecutivo del gremio, Danilo Zurita.

– ¿Cómo evalúa el mecanismo?

– Entendiendo el contexto en el que se originó el mecanismo de estabilización de precios, esta ayuda es de vital importancia, sobre todo considerando la situación que enfrentamos como país debido a la contingencia sanitaria. Sin embargo, al analizar los alcances generales de la medida, no tenemos una evaluación positiva del mecanismo, en especial por el costo que ha significado para los pequeños y medianos generadores. Por ello, lamentamos que en la discusión del mecanismo no se tuvo presente que, otorgar este préstamo sin intereses de US$1.350 millones por siete años, tiene mayor impacto en empresas pequeñas que en las grandes.

– ¿Cuántos recursos han aportado?

– Depende de cada empresa y de sus contratos vigentes, pero a modo de referencia, el factor de ajuste al precio de venta de energía producto de este mecanismo es cercano a 80%, o sea, de cada $ 10 que reciben nuestras compañías, dos son retenidos por efecto de la ley. Tenemos empresas que hasta el momento han aportado más de US$ 1,6 millones al fondo.

Lamentamos que en la discusión del mecanismo no se tuvo presente que otorgar este préstamo sin intereses de US$ 1.350 millones por siete años tiene mayor impacto en empresas pequeñas que en las grandes”.

– ¿Han podido colocar la deuda en el mercado financiero o apuestan a un financiamiento del BID?

– Han existido conversaciones con la banca nacional, pero todavía sin resultados positivos. Las empresas no han podido levantar financiamiento, debido a que existen flancos abiertos en la estructura del mecanismo, lo que ha generado que las entidades financieras no hayan podido evaluar completamente los riesgos de una operación de esta magnitud.